Le Cordon Bleu Logo
  • Le Cordon Bleu Madrid contará con algunos de los chefs más importantes del panorama gastronómico actual en sus master classes
  • Ricardo Sanz, Abraham García y Andrea Tumbarello son los primeros chefs confirmados

- Madrid, Abril de 2017 -

masterclasses_cocineros_alta_cocina

En su compromiso por la formación y su pasión por la alta cocina, Le Cordon Bleu Madrid quiere acercar las cocinas de alguno de los restaurantes más importantes de España a los amantes de la gastronomía

Para ello la Escuela contará entre sus fogones con alguno de los chefs más destacados de la escena gastronómica. Los cocineros serán los encargados de impartir interesantes master classes que acercarán a los asistentes a algunas de las cocinas más importantes del mundo.

En los próximos meses Le Cordon Bleu Madrid, la escuela de alta cocina de la Universidad Francisco de Vitoria, contará, entre otros, con Ricardo Sanz, chef del restaurante Kabuki, Andrea Tumbarello, chef del Restaurante Don Giovanni o con Abraham García, chef del mítico restaurante madrileño Viridiana

Los secretos de la cocina japonesa

Ricardo Sanz es uno de los grandes exponentes de la cocina nipona en nuestro país. En 1995, el chef conoció al cocinero Masao Kikuchi, propietario del restaurante Tokyo – Taro, el cual le descubrió los secretos de la cocina japonesa.

En el año 2000 el chef abrió Kabuki, cuna de su grupo empresarial, que cuenta con varios restaurantes y que atesora ya 4 estrellas Michelin entre todos sus locales

En su masterclass el chef se centrará, principalmente, en los diferentes cortes de pescado así como la elaboración de sushi: desde la preparación del arroz a las diferentes variedades de esta emblemática elaboración nipona.

Cocina italiana de la mano de Andrea Tumbarello

La llegada de Andrea Tumbarello a los fogones se produjo de la manera más casual. El chef, economista de profesión, acudió a cenar al restaurante Don Giovanni una noche de 2005. La mala calidad de la pasta que había pedido hizo que decidiera ponerse al frente de la dirección de la cocina. Un mes después, decidió comprar la trattoria, abandonar su vida en Milán y dedicarse en cuerpo y alma al restaurante.

Diez años más tarde ha logrado situar al restaurante como uno de los referentes de la cocina italiana del país, ofreciendo exquisitos platos auténticamente italianos.